Doblete del Barça

2016-05-24 16:44

Este fin de semana se jugó la liga de fultbol quedando campeón el Club de fútbol Barcelona.

 

Que el Barça es el mejor equipo del siglo XXI es una evidencia tan incontestable que solo los cegados por la envidia o la malsana rivalidad pueden ponerlo en duda. Ahí están los títulos, los récords y el espectáculo que ha ofrecido al mundo desde que, primero Rijkaard y después Guardiola, recuperaran el estilo y la filosofía que Cruyff implantó en su día. El éxito está en la continuidad y la evolución de un estilo, pero nada hubiera sido igual sin Lionel Messi, el mejor futbolista de todos los tiempos. Ahora bien, Leo no quita mérito al estilo, sino que ambos son complementarios dado que Leo aprendió y pulió su enorme talento natural a partir de la filosofía de La Masia. Barça y Messi están fuertemente unidos por el destino y la concepción del fútbol que ha hecho de ellos el mejor equipo y el mejor jugador del mundo.

DOCE AÑOS. En octubre hará doce años del debut oficial de Messi con el primer equipo blaugrana, primero al lado de Ronaldinho y después como estrella y líder absoluto tras la traumática marcha del brasileño. Tenía solo 21 años cuando Guardiola le dio todo el poder en el campo y desde entonces ha liderado un equipo en los que ha tenido como compañeros de ataque nada más y nada menos que a cracks del nivel de Eto’o, Henry, Ibrahimovic, Villa y ahora Neymar y Suárez. Pero todos han dependido de él, de su talento, de su jerarquía, de su capacidad goleadora. No le han faltado figuras a su lado, pero los partidos los ha decidido él. A partir de ahí, hay que entrar a valorar el peso específico de los entrenadores y de la cantera, de la que él también forma parte. Y es obvio que Guardiola es el gran padre de la criatura. Pep rescató el estilo y se apoyó en el plus que ofrecían hombres de la casa como Puyol, Xavi o Iniesta, más sus inventos Busquets y Pedro, pero siempre admitió que al único que daba libertad absoluta era a Messi. Lo mismo hizo Tito y al que le costó un poco más entenderlo fue a Luis Enrique, pero en cuanto lo tuvo claro (Anoeta 2015), los éxitos cayeron por su propio peso, el peso de Messi.

Hemos hecho doblete este año copa del rey y liga estamos contentos este año nos ha faltado una, a ver el año que viene`la orejona´ que es la champions

Gracias por los buenos momentos que nos habeis dado.